Orografía                                                              
                                                                            

En el impresionante
macizo de piedra que es el Parque existen 200 cotas de más de 2.000 metros
de altitud y desniveles superiores a los 2.300 m.

 El Parque está atravesado por cuatro ríos que en su discurrir forman profundas gargantas:
               el desfiladero de la Hermida, atravesado por el río Deva;
                            el desfiladero de los Beyos, por el río Sella;
                                         la "Garganta Divina", por donde discurre el río Cares,
                                                                y los desfiladeros de La India, por donde transcurre el río Duje.

                 Estos últimos, el Cares y el Duje, dividen
a los Picos en tres macizos muy jóvenes en edad geológica: Occidental o del Cornión, Central o de los Urielles y Oriental o de Andar.








En el Macizo Oriental, de menor extensión y altitud, contrasta la dureza de la peña con los verdes pastizales de montaña.

  
En el Parque existen numerosos miradores desde donde contemplar su belleza, incluso se puede subir en teleférico  (el teleférico de Fuentedé) hasta una altura de más de 1.800 metros sobre el nivel del mar.



El Macizo Central, con sus cumbres nevadas
es el más extenso y abrupto de los tres macizos
que componen el Parque y en él se encuentran
las mayores altitudes.
 La Torrecerredo (2.646 m) y otras tan emblemáticas como el Naranjo de Bulnes ( o Picu Urriello) de 2.519 m o el Pico Tesorero de 2.570 m, donde coinciden los límites de las tres provincias.


En el Macizo Occidental se encuentra la Peña Santa de Castilla (2.596 m.) o la Peña Santa de Enol (2.486 m.). Pero también podemos encontrar prados, bosques, hayedos, robledales, brezales, arroyos y por supuesto, los lagos de Covadonga.