Electróforo y electroscopio hechos por nosotros

Hemos construido un electroscopio y un electróforo "caseros". Son muy fáciles de hacer.

Electróforo

 

Una flecha con una ventosa en la punta es un buen mango aislante y una placa metálica no fue difícil de conseguir. La montamos como se ve en la figura y ya tenemos el electróforo. ¡Hermoso nombre para nuestro sencillo artilugio!

A pesar de lo sencillo que resultó hacerlo, al principio no funcionaba porque la placa no estaba totalmente plana y las esquinas no estaban redondeadas por lo que después de aplicarle el dedo para que quedara cargado al retirarlo de la placa saltaba una chispa, oíamos un chasquido y se descargaba. Una vez corregidos los errores su funcionamiento resultó perfecto.

 

Electroscopio

El electroscopio lo construimos con una botella, un corcho, un alambre, y una cinta de papel de aluminio colgada en el alambre que atraviesa el corcho.

La carga se transmite tocando en el alambre doblado encima del tapón. Desde el alambre pasa a las tiras de aluminio y hace que se separen.

El alambre que penetra en el interior debe ser corto para que la tira de aluminio cuelgue lo máximo posible.

Nuestros aparatos han funcionado tan bien como los comerciales

y ....

¡Con ellos hemos sacado electricidad de la materia y hemos movido la carga a otro lugar!

volver

 

.