Destrozando un mechero piezoeléctrico

Si se aprende mucho de los errores, también se aprende manipulando y destrozando.

¡Desarma, que algo queda!

¿Has pensado que esta maravilla de la técnica con sus precisos ajustes cuesta menos de 1 € ?

Hasta hace poco más de 150 años, encender fuego era una tediosa tarea difícil de realizar. Ahora con un clic de este mechero, ya está.

Veamos las partes del mechero y su funcionamiento:

El mechero tiene un depósito de gas que se abre en el momento en que se aprieta el gatillo y se golpea el cristal.

El gatillo plástico golpea una pieza que se desliza y acaba en una especie de tornillo que tiene una cabeza plana que coincide exactamente con la superficie del cristal. Este tornillo golpea el cristal:

 

 

El cristal va alojado en la base metálica y un casquillo aplicado a ella lleva la corriente de una polaridad hacia el metal de la punta del mechero. El otro cable está embutido y en contacto con la otra cara.

Parte interior del percutor con el muelle recuperador:

 

Tanto el cristal piezoeléctrico como el percutor son muy pequeños.

 

El cristal piezoeléctrico es muy pequeño, del tamaño de una piedra de mechero.

No debemos confundir el efecto piezoeléctrico con el fenómeno de sacar chispas con una piedra y un esmeril que es en lo que se basa el mechero de rueda y piedra.

volver