{short description of image}

¿QUÉ ES UNA ONDA?

 

Muchos de los fenómenos que vemos en la vida diaria como:

son ejemplos de movimiento ondulatorio u ondas.

Tomemos como ejemplo las ondas en la superficie de un estanque.

formación de ondas

La superficie de un líquido en equilibrio es plana y horizontal. Si dejamos caer una piedra, cuando entra en contacto con la superficie del agua se produce una perturbación de su estado físico de reposo. Esta perturbación produce un desplazamiento de todas las moléculas situadas inmediatamente debajo del punto de la superficie de contacto y un poco más tarde de todas las moléculas laterales.

La elasticidad del medio-su capacidad para deformarse-, hace que las moléculas de agua comprimidas en el punto del impacto se descompriman y originen un movimiento de oscilación de ese punto. También produce un arrastre de los puntos circundantes que acaban también vibrando con un cierto retraso según la distancia al punto en el que se originó la perturbación.

La distancia a la que un punto que vibra está de la posición en que estaba antes de vibrar varía, pero se puede hallar una ecuación que da su posición en cada momento.

El resultado de la perturbación propagándose en el medio es una onda.

Pulsa aquí para jugar con este programa.

Se puede calcular la velocidad de propagación de las ondas en la superficie de un fluido teniendo en cuenta las fuerzas que actúan sobre los elementos del fluido, que son el peso del fluido situado por encima del nivel de equilibrio y la tensión superficial. Así se llega a una ecuación diferencial, a partir de la cual se halla la velocidad. El análisis de esta situación es complicado, pero veremos con detalle otros ejemplos más simples como el de la propagación de las ondas transversales en una cuerda.

Pulsa aquí para ver una película de producción de ondas en la superficie de un líquido

Recuerda:

Aunque el mecanismo físico puede ser diferente para los distintos movimientos ondulatorios, todos ellos tienen una característica común: son situaciones producidas en un punto del espacio, que se propagan a través del mismo y se transmiten a otros puntos.

Una gran parte de las ondas se describen mediante ecuaciones armónicas (funciones seno o coseno) y las magnitudes de amplitud, frecuencia, longitud de onda, velocidad de propagación, etc.

Ver características generales y descripción.

El gran volumen de información que se ha acumulado sobre las ondas electromagnéticas (cómo se producen, cómo se propagan, y cómo se absorben) ha hecho posible el mundo de las comunicaciones que conocemos actualmente.