Efectos de la combustión pobre

1.- El hollín de la combustión pobre ennegrece el fondo de los recipientes que calienta.

Aquí vemos el efecto de la exposición al fuego, durante 15 minutos, de una cápsula de porcelana:

capsula con gas con mechero del alcohol
Fondo de la cápsula de porcelana antes de la exposición. Expuesta al mechero de gas con buena llama. Expuesta al mechero de alcohol.

Sólo la llama de alcohol dejó amplios restos de hollín en la zona de contacto.

2.- Intoxicación por monóxido de carbono.

Una combustión pobre deja carbono sin quemar (sin unirse al oxígeno) y también produce CO (monóxido de carbono). Si llegara mucho oxígeno a la llama el carbono se uniría a dos átomos de oxígeno dando CO2

El CO es inodoro, invisible y tóxico.

La hemoglobina transporta el oxígeno y el CO2 en la sangre. Toma O2 en los pulmones y lo libera en las células de los órganos y tejidos. De regreso al pulmón trae el CO2 que se produce en la combustión celular.

El CO forma un compuesto estable con la hemoglobina y la va bloqueando, anulando los puntos de anclaje del O2 y del CO2. Cada molécula de hemoglobina que enlaza con CO queda permanentemente bloqueada para el transporte de oxígeno.

Alguna personas en situaciones de frío impiden la ventilación al evitar que escape el calor y con ello favorecen que el oxígeno de la habitación se consuma y no se renueve. Si la combustión es mala y la ventilación escasa, al llegar cada vez menos oxígeno la combustión empeora cada vez más.

En una habitación mal ventilada nos podemos intoxicar al respirar el aire viciado, con alto contenido de CO 2 y poco O2. Primero sentimos náuseas y nos mareamos, luego perdemos el sentido (no llega oxígeno al cerebro) y finalmente morimos de asfixia si no nos rescatan. El primer  tratamiento a un intoxicado consiste en suministrarle oxígeno.

En España todos los años muere gente intoxicada por combustión defectuosa de braseros y de calentadores de gas. En Galicia mueren más de tres personas cada año. Desde el año 1990 hasta febreo del 2005 han muerto 80 personas y otras 700 ingresaron en los hospitales del Servicio Galego de Saude entre esas mismas fechas.

En febero del 2005, en la comarca del Els Ports entre Castellón y Teruel, murieron intoxicados por un esccape de gas 18 personas que se habían quedado a dormir en el albergue municipal de la Todolella después de una fiesta de cumpleaños .

Es muy importante cumplir las normas de ventilación que se exigen para el funcionamiento de estos aparatos y mantener ventilada la habitación.

¡Cuidado con el CO, es un enemigo invisible!

Ver más sobre intoxicación

Otra página sobre intoxicación