Es evidente que, para que un soluto se disuelva en un disolvente, es necesario que ambos entren en contacto. Cuando queremos disolver algo, siempre "lo echamos" en el disolvente. Es lógico pensar entonces, que el disolvente es el que se encarga de separar las moléculas de soluto unas de otras, y a esa "separación" y redistribución de las moléculas del soluto con las del disolvente, le llamamos DISOLUCIÓN, si se cumplen unas determinadas condiciones.

Naturalmente, cuanto más rápido sea el disolvente en separar las moléculas de soluto, obviamente, más rápida será la disolución y, el disolvente separará antes las moléculas de soluto, cuanto más pronto se ponga en contacto con él.

Te proponemos la siguiente actividad

 

Haz click en el botón de abajo y sigue las instrucciones.

Los resultados anótalos en las casillas reservadas.

¿Area para el cubo grande? metros cuadrados

¿Area para los 8 cubos pequeños? metros cuadrados

 

COMPRUÉBALO

 

 

 

Página 2

Volver a Inicio

Página 4