¿Cómo queda atrapada la energía? Efecto invernadero
1 / 2

La energía procedente del Sol está formada por radiaciones que contienen la luz visible y otras longitudes de onda: largas como las infrarrojas (IR) o cortas como los ultravioleta (UV).

Longitud de onda larga

Longitud de onda corta

Las nubes, el polvo atmosférico y el propio suelo reflejan parte de la radiación que llega del Sol.

La tierra absorbe la radiación incidente (todo tipo de radiaciones) y la reemite parcialmente, pero cambiándola a radiación de longitud de onda corta (infrarrojo-IR-).

El vapor de agua y el dióxido de carbono absorben sólo las radiaciones de onda corta (IR) y también reemiten en todas direcciones ese mismo tipo de radiación, pero son transparentes a todas las demás tipos de radiaciones.

La radiación que reemite el suelo (IR), al volver al espacio, es atrapada por el vapor de agua y el dióxido de carbono que la absorben y rapidamente la reemiten en todas direcciones (parte de ella vuelve hacia el espacio y otra rebota hacia el suelo).

El efecto total es que estos gases actúan como si la parte alta de la atmósfera tuviera un cristal, como si fuera un invernadero.

La cantidad de vapor de agua en la atmósfera se mantiene constante desde hace siglos, pero el dióxido de carbono está aumentando desde el desarrollo industrial y últimamente mucho por la actividad del hombre, el consumo de petróleo y la actividad industrial creciente.

¿Un cuerpo emite energía mientras la absorbe?