Pronóstico del tiempo: Teoría de los frentes
1 / 5

Durante la segunda guerra mundial (1940) los físicos noruegos Bjerknes (padre e hijo) introdujeron los conceptos de masas de aire y frentes y revolucionaron la técnica de predecir el tiempo en nuestra latitudes (Europa). Esta teoría de los movimientos de los frentes polares se parece mucho a los movimientos de los frentes que ofrecían los ejércitos en su avance.
En los trópicos se producen depresiones (fuertes ciclones) pero obedecen a otros mecanismos de evolución y no se les puede aplicar esta teoría.
Los frentes fríos se originan cuando al descender una masa de aire frío del Ártico se encuentra con aire cálido.

Un frente se define como la línea imaginaria dibujada sobre la superficie del terreno en la zona que marca la separación entre una masa de aire frío y otra cálida. Las superficies que recubren los dos volúmenes de aire, de características diferentes, puestos en contacto forman la superficie de separación entre ellos. Esta superficie en la parte que toca el suelo permite dibujar la línea imaginaria del frente.
Por encima de la línea del frente las masas de aire evolucionan dando lugar a fenómenos de lluvia, etc.

Se produce un frente frío cuando el aire frío avanza sobre el aire caliente.

La línea del frente frío se representa por este símbolo:

Las tormentas que afectan a Europa se originan en la zona de bajas presiones subpolares (60º latitud Norte). Estos frentes fríos forman borrascas sobre el Atlántico que al desplazarse hacia el Este, entran por Inglaterra y España y recorren Europa originando tormentas sobre ella. Estos ciclones, anticiclones y frentes fríos, determinan el tiempo entre los 30º y los 60º (tanto en el Hemisferio Norte como en el Sur).