Cómo influye la presión en el clima
1 / 3

La presión origina el viento, o lo que es lo mismo, la circulación de las masas de aire.

Tanto en superficie como en altura cuando el aire permanece en un sitio bastante tiempo, sometido a unas determinadas condiciones, adquiere una temperatura y una humedad que lo hacen diferente al de otras zonas y podemos considerarlo como una "masa de aire" con características propias. Esta masa de aire puede extenderse sobre cientos o sobre miles de kilómetros.
Sobre los polos y el ecuador se forman masas con características muy definidas. La polar, fría y con altas presiones y la ecuatorial, sobre el mar, cálida y húmeda.
Sobre la Tierra se forman 4 células de circulación entre zonas más cálidas y menos cálidas. En el hemisferio Norte las dos células formadas dan lugar a los vientos Alisios y a los del Oeste.

La existencia de diferentes presiones en los lugares ocupados por unas masas respecto a otras hace que el aire se ponga en movimiento: se origina el viento.

Desplaza el ratón sobre el dibujo para localizar esas zonas.

El aire fluye sobre la superficie de la tierra de las zonas de alta presión a las de baja presión, mientras que en las partes altas de la atmósfera el ciclo se cierra en sentido contrario.

Estas corrientes deberían seguir los meridianos (no se torcerían) pero debido al movimiento de rotación de la Tierra ( Efecto Coriolis ) en el hemisferio Norte se desvían hacia la derecha de la dirección de avance y en el hemisferio Sur hacia la izquierda.

Observa que la flecha roja entre los 30º y los 60º se inclina hacia la derecha (hacia el Este) en su avance hacia el Norte.

En la figura se ve la circulación general completa (superficie y altura) de las masas de aire. Las corrientes a grandes alturas son opuestas a las situadas a nivel del suelo pero para el clima las que más influyen son estas.

La circulación general se ve afectada por la existencia de mares y continentes dando lugar a otra circulación real más complicada como resultado de la modificación de esta circulación general. Las zonas de anticiclones y borrascas no están tan definidas y además se mueven.