Gráfico de la formación de un tornado.

El tornado es un fenómeno meteorológico que se produce a raíz de una rotación de aire de gran intensidad y de poca extensión horizontal, que se prolonga desde la base de una nube madre, conocida como Cumulunimbus. La base de esta nube se encuentra a altitudes por debajo de los 2 Km y se caracteriza por su gran desarrollo vertical, en donde su tope alcanza aproximadamente los 10 Km de altura hasta la superficie de la tierra o cerca de ella. Mientras el embudo permanece suspendido de la nube madre la nube es de color blanco o gris claro. Cuando toca con la tierra su color es gris oscuro o negro debido al polvo y escombros que son succionados del suelo por el violento remolino. Va asociado a una intensa actividad tormentosa y es uno de los fenómenos mas destructivos de la naturaleza. Los tornados se desplazan aproximadamente a 50 Km/h, sin embargo, algunos se mueven lentamente, mientras otros alcanzan velocidades de 100 Km/h o más. La trayectoria promedio de un tornado es de unos 400 metros de ancho y unos cuantos kilómetros de largo.