La palabra huracán se deriva del vocablo Maya "hurakan" que es el nombre de un Dios creador, quien, según los mayas, esparció su aliento a través de las caóticas aguas del inicio, creando, por tal motivo, la Tierra.
El huracán es el más severo de los fenómenos meteorológicos conocidos como ciclones tropicales. Son sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica cuyos vientos rotan en sentido antihorario en el hemisferio Norte.
Un ciclón tropical con vientos menores o iguales a 62 km/h se llama depresión tropical.
Cuando los vientos alcanzan velocidades de 63 a 117 km/h se llama tormenta tropical.
Si excede de los 118 km/h, la tormenta tropical se convierte en huracán.
Los huracanes, que causan terribles destrozos en la zona del Caribe, se originan en África y cruzan el Atlántico de Este a Oeste.
En este enlace puedes ver un gráfico de la formación de un huracán en el caribe.

El grafico es del periódico El Mundo